Entre irregularidades se realiza recuento de trabajadores de Hidrosistema; obtiene mayoría SETHICOV.

Francisco M. Cambambia.

Córdoba, Ver.- Con una serie de obstáculos impuestos por la actual administración de Hidrosistema de Córdoba, este jueves 7 de septiembre se llevó a cabo el recuento de trabajadores sindicalizados para que uno de los dos sindicatos obtuviera la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo.

Por lo que a partir de las 10 horas y de manera muy lenta, fueron pasando a emitir su voto de manera secreta los alrededor de 230 sindicalizados con derecho a ejercer este sufragio, con lo cual al finalizar poco después de las 2 de la tarde, el recuento favoreció al Sindicato de Empleados y Trabajadores de Hidrosistema de Córdoba (SETHICOV) que encabeza Marcelo Pérez de Aquino.

Este sindicato obtuvo la mayoría con 107 a favor contra el Sindicato Independiente Democrático de Empleados y Trabajadores del Estado de Veracruz (SIDETAV), que lidera Rosa María Morales Marín, quien hace tiempo ha venido denunciando las múltiples anomalías en que ha incurrido el sindicato ganador solapado por la administración de la paramunicipal.

Por ello, al perder el recuento, el SIDETAV, se esfuman las expectativas de conseguir mejoras para los trabajadores según lo había previsto la lideresa ya que a decir de ella, los pocos beneficios que se han logrado han sido para un reducido grupo cercano a Pérez de Aquino, situación que ahora se prevé seguirá prevaleciendo con la obtención del mayor número de trabajadores tras el recuento.

Este mismo jueves, la dirigente del SIDETAV, había denunciado la serie de “trabas” que tuvo que enfrentar ella y su comité sindical para que pudieran trasladarse a emitir su voto a las instalaciones de la Junta de Conciliación Arbitraje en donde se llevó a cabo este proceso y que es algo contemplado por la ley y un derecho para cada trabajador.

De acuerdo a este recuento y pese a que se esperaba que votaran alrededor de 230 trabajadores, a favor del SIDETAV sólo lo hicieron 87 personas, lo que hace pensar que hubo dinero de por medio para que el resto no acudiera a cumplir con su derecho.