Cecil Duarte: “Estoy tranquilo y espero no tener que ampararme, apoyo a mi hermano pero no sé de su situación legal”

Francisco M. Cambambia

Córdoba, Ver.- Despreocupado como si se tratara de cualquier ciudadano que no tiene problema alguno, camina por las calles de esta ciudad Cecil Duarte de Ochoa, hermano del ex gobernador Javier Duarte hoy preso en la Ciudad de México, sin embargo, Cecil dice no estar ni preocupado ni por el contrario pensar a recurrir en pedir un amparo ante cualquier acción de la justicia, ya que asegura: “no fui funcionario público ni nada por el estilo, simplemente hermano del ex mandatario, y espero no tener que recurrir a solicitar amparo alguno”.
Quien fuera señalado de poseer al menos 200 concesiones de taxis entregadas durante el periodo de su hermano como mandatario estatal, fue entrevistado en una céntrica plaza comercial de esta ciudad mientras acudía a realizar un trámite como cualquier ciudadano que no tiene nada de que preocuparse, y es que dice, Duarte de Ochoa, cree en la acción de la justicia y que por ello su familia como él se encuentran tranquilos, y por su parte, asegura desconocer todo el proceso legal que lleva el ex gobernador desde el reclusorio, pues nada habla al respecto con los abogados y sólo se limita a visitarlo como familiar.
De igual manera, sostiene no tener comunicación con su cuñada Karime Macías, mientras que de su mamá Cecilia Ochoa de Duarte, sostiene que se encuentra actualmente en la Ciudad de México y que tanto él como ella acuden a visitar al reclusorio al ex gobernador acusado principalmente de peculado entre otras acciones por las cuales es juzgado mientras está en prisión y actualmente en “huelga de hambre”.
Parco en su hablar pero seguro en lo que niega en todo momento y a cada pregunta de los reporteros, Cecil Duarte, comenta que no sabe o no más no tiene idea de las supuestas “rencillas” entre el actual gobernador Miguel Ángel Yunes Linares con su hermano, lo cual lo mantendría actualmente en la cárcel por la actuación a modo de las autoridades correspondientes, de lo cual dijo desconocer totalmente, por lo mismo se negó a opinar que esto pudiera tratarse de una mera “cacería de brujas” como el mismo Javier Duarte ha dicho al iniciar su polémica “huelga de hambre”.
Insistió en que la familia está tranquila y desde allí apoyan a su hermano con visitarlo donde se encuentra recluido, pero dijo no conocer ni saber nada de leyes y por tanto de la situación legal que enfrenta ni contemplar en que pudiera terminar todo esto.