Por utilización de empresas “fantasmas” elección de Fortín para el PAN-PRD podría revertirse.


Redacción.

Córdoba, Ver.- La elección de los ayuntamientos de Fortín y Tuxpan podrían “caerse” luego del escándalo que se ha desatado a raíz de que se descubrió que los abanderados por la coalición PAN-PRD, requirieron de los servicios de la empresa “fantasma”, Tornado Consultivo Group ante lo que queda en el OPLE y el propio INE aplicar la ley en estos casos para limpiar el pasado proceso del mes de junio pasado.

De acuerdo a las investigaciones que durante los últimos meses ha realizado de manera concienzuda y a profundidad el periodista Víctor Hugo Aponte, quien labora para Aristegui Noticias y el portal de internet Animal Político, el OPLE debe cumplir con los lineamientos “anticorrupción” y aplicar la sanción correspondiente a los ex candidatos del PAN-PRD, pues de hecho se asegura que el dirigente estatal del blanquiazul, José Mancha Alarcón, fue quien autorizó la contratación del supuesta empresa.

Víctor Hugo Arteaga, expresó lo anterior durante una video-conferencia con reporteros de provincia, ante quienes mostró la serie de documentos que obran en su poder y que demuestran la contratación de la empresa, así como los pagos que se hicieron, pero sobre todo, los supuestos domicilios que fueron visitados por el comunicador quien descubrió la inexistencia de la mencionada firma, además de las contradicciones y nulas repuestas a la petición de información de los directivos de la misma ante los cuestionamientos del periodista.

En este sentido, el periodista lamentó que el dirigente estatal del PAN, José Mancha Alarcón, haya utilizado los mismos métodos que Javier Duarte de Ochoa para evadir gastos u ocultarlos, que es con el uso de empresas fachada, que en realidad se dedicarían a la venta de facturas millonarias.

Abundó que por su parte, el OPLE visitó los domicilios fiscales para profundizar y encontró físicamente a la empresa “Tornado Consultivo Group”, con dirección “Fantasma” en el fraccionamiento Las Brisas, lo que se podría desviar si es que el organismo sufre de presiones políticas, por parte de grupos en el poder.

Es de recordar que en base al seguimiento legal que realiza el OPLE, los representantes legales no acudieron a la cita del pasado 18 de junio, por lo que serán ellos quienes tienen la última palabra.