Disminuye ISSSTE fallecimientos por hepatitis.

Redacción.

 

Ciudad de México.- El Instituto adquirirá antivirales de acción directa con potencial de curación de hasta el 90 por ciento.
La tasa de mortalidad en el ISSSTE por Hepatitis Virales en el año 2016 fue del 0.32 fallecimientos por cada 100 mil derechohabientes.
Actualmente el 90 por ciento de las personas que viven con hepatitis B y el 80 por ciento de las que padecen el tipo C, desconocen que tienen la enfermedad: OMS
En el marco del Día Mundial contra la Hepatitis (DMH), celebrado el 28 de julio, el ISSSTE al mes de junio de 2017 ha realizado más de 110 mil 400 pruebas de detección para Hepatitis Viral B (HVB) y la Hepatitis Viral C (HVC), al tiempo que se han aplicado 243,100 vacunas contra la enfermedad de tipo A y la B. De enero a mayo se han atendido en el Instituto 49 pacientes: 19 por A; 8 por B; 16 por C y 6 por Hepatitis Tóxica.

La coordinadora de Medicina Interna del Hospital General “1° de Octubre” y encargada de la Clínica de Hepatitis, Nancy García Casarreal, explicó que esta enfermedad es la inflamación del hígado que se puede remitir de manera espontánea en caso de ser aguda o incluso tener un comportamiento crónico, hasta evolucionar en fibrosis, cirrosis o cáncer hepático.

“Existen cinco tipos de Hepatitis: A, B, C, D y E, la diferencia entre cada uno va desde la transmisión y el tratamiento, por ejemplo la A y la E son muy similares ya que son causadas por ingestión de agua o alimentos contaminados, sin embargo las B, C y D se producen por tener contacto con secreciones corporales como transfusiones de sangre, por contacto sexual, uso de drogas intravenosas, aplicación de tatuajes, entre otros”, aseguró la especialista.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), actualmente el 90 por ciento de las personas que viven con hepatitis B y el 80 por ciento de las que padecen el tipo C, no están conscientes de su condición. Además, este padecimiento es una de las principales causas de muerte a nivel mundial, pues se registran más de un millón de decesos al año; cifra comparable con las muertes causas por el VIH/SIDA, la tuberculosis o malaria.

Ante estos datos, García Casarreal aseguró que los principales síntomas se presentan en los primeros cinco a siete días, y suelen presentarse como un malestar general, cansancio, febrícula, dolores musculares y/o articulares, de cabeza, digestivos como náuseas, vómito y diarrea y abdominal en el cuadrante superior derecho donde se encuentra la glándula hepática, así como apariencia amarilla y orina de un tono más oscuro.

En cuanto a medidas de prevención, la doctora Nancy García recomendó la higiene de manos, evitar comer alimentos crudos o no lavados, vacunas para el caso de la Hepatitis B, sexo seguro, no compartir instrumentos de cuidado personal como rastrillos y cepillos de dientes, entre otros.

De acuerdo con un reporte de la Dirección Médica del ISSSTE, la tasa de mortalidad en la dependencia por Hepatitis Virales en el año 2016 fue del 0.32 fallecimientos por cada 100 mil derechohabientes en hospitales, siendo la principal causa la Hepatitis C y una tasa de incidencia de 1.48 casos de atención hospitalaria por cada 100 mil afiliados.

Afortunadamente en la derechohabiencia del Instituto la incidencia para Hepatitis B y C es baja, desde la intensificación de controles para disposición de sangre segura. Desde el punto de vista terapéutico, es importante mencionar que la Institución está en proceso de adquisición   de nuevos fármacos, los denominados antivirales de acción directa, los cuales serán  utilizados en el grupo de pacientes que tienen este padecimiento, toda vez que la curación es superior al 90%.