Carlos Sotelo: Desvío 15 Mdp., le embargan Residencia de 2 Mdp. y quiere ser otra vez Alcalde

Dejó el PRI y ahora va por el Movimiento Ciudadano

Carlos Sotelo todo um caso de corrupción e impunidad. Ahora anda con la bandera del “Movimiento Ciudadano”.

Cuichapa, Ver. (27/Mayo/2017).- En su gestión como Alcalde del PRI en el período 2008-2010 el ORFIS le encontró un daño patrimonial  total por 15 millones 206 mil 407 pesos y sin embargo, Carlos Sotelo Lezama no pisó la cárcel porque  su “padrino” político lo salvó, en los tiempos de la impunidad de Javier Duarte, e incluso lo “premiaron” con puestos en la CAEV.

Hoy, se sabe que en el 2008 aprovechando su “bonanza” como alcalde de este municipio se compró una residencia en Fortín, con un valor de más de 2 millones de pesos, que este fin de mes podría ser rematada debido a que el ahora Candidato del Movimiento Ciudadano no la terminó de pagar.

La Casita de Sotelo será rematada por Bancomer/Banorte en 1 millón 828 mil pesos “que es con la rebaja del 10% del valor predial fijado en autos”, se lee en el Edicto del Juzgado Segundo de Primera Instancia, según expediente 4355/2016. Aunque su precio real es de más de 2 millones de pesos.

Carlos Sotelo Lezama ahora busca nuevamente ser Presidente Municipal de Cuichapa por el Partido Movimiento Ciudadano, luego de que ni el propio PRI le dio cobijo debido a sus antecedentes judiciales. Algunos de esos procesos los libró mediante amparos federales.

En el 2010 fue denunciado por Ediles de esa Comuna por sus irregularidades y el Congreso del Estado pidió al ORFIS proceder penalmente en su contra por el daño patrimonial de las Cuentas Públicas 2009 y 2010, según las Gacetas Legislativas.

Según el Edicto del Juzgado, el 7 de enero de 2008, siendo Presidente Municipal del PRI, Carlos Sotelo Lezama y su esposa Karina Avendaño Caloca, profesora de Primaria, adquirieron una residencia en el Fraccionamiento Las Villitas No. 4, Circuito Santa Cecilia, Lote 24 de la Manzana 2 en el sitio conocido como rancho Belem, del municipio de Fortín de las Flores.

Se presume que el ahora Candidato del Movimiento Ciudadano a Presidente de Cuichapa dejó de pagar el crédito hipotecario que adquirió con BBVA Bancomer y que ahora pertenece a Banorte, por lo que esa institución bancaria está haciendo efectiva la garantía hipotecaria. El embargo de la residencia ya causó efecto y ahora está el proceso de remate de la propiedad.

De acuerdo al Juzgado Segundo de Primera Instancia, en Córdoba, bajo el expediente 4355/2016, señala que a las 10 horas del 31 de mayo del 2017 se celebrará la audiencia de remate en P. Segunda Almoneda.

Carlos Sotelo Lezama se convirtió en Presidente Municipal de Cuichapa con el “padrinazgo” de Pedro Montalvo Gómez, con quién hizo grandes negocios siendo el otro Presidente Municipal de Omealca y después funcionario del Gobierno de Fidel Herrera Beltrán. Según denuncias de ese tiempo (2008-2010), Sotelo Lezama le pagaba a un despacho contable de Pedro Montalvo para que “le arreglara sus cuentas públicas”.

Su administración fue un desastre, al grado que el ORFIS encontró que nunca tuvo las Cuentas Públicas aprobadas por el Cabildo, no hubo Contraloría Interna e incluso nunca entregó al Congreso sus padrones de cobros de impuestos o derechos municipales. Carlos Sotelo Lezana aplicó su “Ley de Herodes” durante su gobierno.

En 3 años, el ORFIS le detectó un daño patrimonial por15 millones 206 mil 407 pesos; siendo las más graves las registradas en las Cuentas Públicas 2009 y 2010.

En el 2009, el ORFIS le encontró al ahora Candidato del Movimiento Ciudadano un daño patrimonial por 5 millones 628 mil 648 pesos con 32 centavos y en el 2010 el daño patrimonial fue por 9 millones 231 mil 736 pesos con 07 centavos.

Es decir, en su último año Carlos Sotelo “se despachó con las cuchara grande”. En las Gacetas Legislativas del 2 de febrero de 2011 y la del 10 de febrero de 2012, el Congreso del Estado publicó los resultados de las Cuentas Públicas 2009 y 2010, donde se instruye al ORFIS a proceder legalmente contra el munícipe entonces priísta.

Durante el gobierno de Javier Duarte y bajo la protección de Pedro Montalvo Gómez, el ahora Candidato del Movimiento Ciudadano se salvó de ir a la cárcel.

Incluso en el 2010, Carlos Sotelo fungió como Director de la Oficina Operadora de Agua Potable de Ciudad Mendoza (dependiente de la CAEV) y esa gestión el ORFIS también le detectó un daño patrimonial por 104 mil 812 pesos. El entonces director de la CAEV, Pedro Montalvo únicamente lo removió de esa oficina y lo envió a otras funciones.

La corrupción (y la impunidad)  es la bandera de Carlos Sotelo Lezama, ahora con el Movimiento Ciudadano, el partido de Dante Delgado.