Sin propuestas, plagada de ‘malosos’ políticos y con despilfarro de recursos termina campaña de Lety López

Elección Presidencia Municipal de Córdoba

Córdoba, Ver. (30/Mayo/2017).- Sin poder presentar una sola propuesta real para el bien del municipio, la Candidata del PAN-PRD, Lety López Landero condujo su campaña electoral por el rumbo del engaño, la “suma” de personas y grupos acostumbrados al negocio político-electoral, y el despilfarro de recursos financieros de procedencia desconocida.

Sus seguidores se desbordaron en las redes sociales promoviéndola y amparándola en el feminismo, resaltando el género como su única virtud.

Pero la realidad es otra, la Candidata del PAN-PRD, siempre ha vivido bajo el “patriarcado” de su hermano Tomás López Landero, el “Rey de la Chatarra”, quien ante la inminente derrota de su hermana se puso directamente a “operar” a los grupos de interés de la ciudad para no perder el gran negocio que representa el Ayuntamiento de Córdoba.

La Candidata del PAN-PRD centró sus principales mensajes de campaña en la educación, la niñez y la familia. Todo de lo que ella carece.

Provenientes de Tabasco, los López Landero se asentaron en esta ciudad con un pequeño negocio de ropa de la mamá Olga. Siendo Tomás López, el que encontró “fortuna” en Guanajuato y después se convirtió en millonario comprando “chatarra” a PEMEX y CFE; mientras que su hermana Lety se casó por primera vez a los 22 años y dos años después se divorció, según el acta de nacimiento que difundió en redes sociales el candidato a regidor, Juan José Vallejo.

Lety López habla de apoyar a la niñez y la familia, sin embargo se le acusa de no permitir que su hijo Isaac asuma su responsabilidad por los 3 hijos que tiene en el abandono: 2 niñas y 1 niño. Siendo Diputada Federal, Lety López fue visitada en su oficina por la mamá de la joven novia de Isaac, pero ésta se negó a recibirla y le prometió ayuda para los niños  a través de una tarjeta bancaria, ayuda que nunca llegó.

Los asuntos familiares de la Candidata del PAN-PRD a la Presidencia de Córdoba no serían de interés público, si su esposo e hijo no estuvieran involucrados directamente en la cuestión política. Ambos estuvieron en la Nómina de la Cámara de Diputados mientras Lety López fue presidenta de la Comisión Especial de la Lucha contra la Trata de Personas y secretaria de la de Población.

Eduardo Luz Ullúoa,  es “la sombra” de su esposa la Candidata del PAN-PRD a la Presidencia de Córdoba. Nadie sabe de qué trabaja y también llegó a radicar a Córdoba, procedente del Distrito Federal donde era dueño de una discoteca, según refieren quienes lo conocen.

En ese contexto, se diluyen los principales mensajes de la campaña de la Candidata del PAN-PRD a la Presidencia de Córdoba, que tienen que ver con la educación, la niñez y la familia.

Su único encargo público ha sido el de Diputada Federal en la LXII Legislatura. Y ahí la panista Leticia López Landero se mostró como una legisladora tramposa: faltó a 65 sesiones de 210, sólo propuso sólo 2 iniciativas de ley que le fueron desechadas, apoyó todas las iniciativas del Presidente Peña Nieto, la Comisión que presidió se extinguió sin trabajo legislativo y por si fuera poco, metió a su esposo e  hijo a la nómina de la Cámara.

Y ahora, sin propuestas para convencer al electorado cordobés para ganar la Presidencia, con el apoyo de su hermano Tomás López Landero, la Candidata del PAN-PRD se dedicó en estos días de campaña a mostrar “la suma” de personajes y grupos que en todas las elecciones hacen negocio con los partidos y candidatos sin importar colores o ideologías.

Su hermano Tomás también la exhibió como una Candidata cercana a “los ricos” y empoderados del municipio, liderados por el cafetalero Domingo Muguira Revuelta y el azucarero, Otón Porres Bueno, ambos ligados estrechamente a los dos últimos gobernadores de Veracruz: Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa, con quienes hicieron grandes negocios.

Para llegar a la zona rural y algunas colonias, la Candidata del PAN-PRD, recurrió al despilfarro de recursos económicos de origen desconocido. Organizo desayunos y comidas, regalo pasteles y otros artículos, así como mandó brigadas, una de ellas encabezada por el ex regidor de Convergencia, Pepe Sierra, regalando playeras, gorras y diversos artículos promocionales, cuyo gasto supera el límite impuesto por el Organismo Electoral para las campañas.

Sin aún ganar la elección de este 4 de junio, Lety López Landero, prácticamente ya comprometió todos los puestos del Ayuntamiento de Córdoba y ha dicho que ahora una “limpia” de los actuales funcionarios panistas debido a que no pertenecen a su grupo político. El PAN cordobés está fracturado.

Este miércoles, Lety López cierra su campaña en el centro de la ciudad. La campaña del engaño terminó.