Por tercera ocasión pavimentan frente a restaurante del alcalde Tomás Ríos

La gran corrupción en la obra pública en Córdoba

Córdoba, Ver. (21/Junio/2017).- A 4 años de su última pavimentación, este día el Ayuntamiento nuevamente inició “el mejoramiento” de la avenida 1 entre calles 3 y 1 del Centro Histórico, exactamente frente al restaurante familiar del alcalde panista Tomás Ríos.

El tramo vial que durante el gobierno del priísta Francisco Portilla Bonilla fue pavimentado con concreto hidráulico estampado “de última generación” y que supuestamente tendría una vida útil de 20 años, suma ya 3 pavimentadas, exhibiéndose como un ejemplo más de la gran corrupción que existe en la obra pública cordobesa, que brilla por su mala calidad y sobre precios.

El gobierno de Tomás Ríos Bernal no ha informado el monto de la inversión de esta obra que desarrolla una empresa constructora de las beneficiadas por el panista con contratos directos, en la opacidad.

Con esta acción “de mejoramiento” de la avenida 1, el alcalde panista Tomás Ríos Bernal prácticamente dejará remodelado todo el contorno de sus negocios familiares, tanto los históricos Portales como su propiedad de la calle 3 entre avenidas 1 y 2 que anteriormente fue el restaurante El Cantábrico.

Las propiedades del alcalde panista Tomás Ríos ahora gozan de dos calles cerradas con “fuentes bailarinas” y adornos con cargo al erario público.

En marzo de 2013, el gobierno del priísta Francisco Portilla Bonilla realizó la segunda pavimentación del tramo de la avenida 1 entre calles 3 y 1 con un costo de $519,750.00 supuestamente para atender problemas en la red de agua potable y drenaje que se les “olvidó” cambiar en la primera pavimentación.

En esa ocasión se levantaron y repavimentaron 480 metros cuadrados del pavimento hidráulico estampado y se colocó uno nuevo de 18 centímetros de espesor que supuestamente tendría una vida útil de 20 años. También se modernizaron 5 tomas de agua potable y 5 de drenajes para los negocios de ese tramo que supuestamente tenían 100 años de funcionamiento, según información del entonces director de Obras Públicas Luis Miguel Fuentes García.

La obra del priísta Francisco Portilla Bonilla duró apenas 4 años, porque el Ayuntamiento de Córdoba que preside el panista Tomás Ríos contrató una empresa constructora que este día inició la demolición del mismo tramo que reparo Portilla y la volverá a pavimentar.