Promueve IMSS la lactancia materna.

 

 Redacción.

 

Orizaba, Ver.- En el marco de la Semana de Mundial de la Lactancia Materna que se celebra del 1 al 7 de agosto, la Delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Veracruz Sur se une a la promoción de esta práctica con actividades de promoción dirigidas a las derechohabientes en las unidades de Medicina Familiar (UMF),  a fin de sensibilizar sobre los  beneficios nutricionales para el nuevo ser, además de fortalecer el vínculo emocional con su madre.

 

Las bondades ya conocidas de la lactancia materna para él bebé son: protegerlo de enfermedades diarreicas, respiratorias y alergias, aunado a  que favorece aspectos emocionales al fortalecer el vínculo  madre-hijo, lo que influye en  forma positiva en el desarrollo psicológico del menor.  De ahí la importancia de impulsar en las mujeres embarazadas y mamás primerizas este ejercicio, el cual también tiene bondades para la mujer.

 

El coordinador PrevenIMSS en Veracruz Sur, doctor Baldomero Vargas Brito, detalló algunos de los beneficios para la madre al amamantar como son favorecer la evolución uterina después del parto, es decir, el sangrado disminuirá; protegerla en contra del cáncer de seno, pérdida de peso que ganó durante el periodo de gestación y en cuestión económica evitará recurrir a las formulas.

 

Pidió dejar de lado cualquier tabú al respecto de la lactancia materna, por lo que recalcó  que lo ideal es que la madre amamante al bebé hasta los dos años de edad,  señalando que este lineamiento lo marca permanentemente la Organización Mundial de la Salud (OMS) a las instituciones de salud, a fin de promover los beneficios para el binomio madre-hijo.

 

El entrevistado agregó que en el IMSS se promueve la lactancia materna en forma permanente, acciones que en esta Semana Mundial de la Lactancia Materna se intensifican, capacitando a la madres primerizas y embarazadas sobre la lactancia en las clínicas, a través de los módulos de Medicina Familiar, posteriormente en  control prenatal y en los hospitales  una vez que inician a lactar, en la cual se les enseña  a las mujeres  las técnicas correctas para que el bebé mame y succione adecuadamente  y así no lastime los pezones, sino por el contrario, se alimente y establezca la relación afectiva con su progenitora.