Persiste búsqueda del “Jockey” Ulises Láinez.

A dos años de su desaparición aparentemente el caso ha sido archivado por las autoridades.

Redacción.

Chocamán, Ver.- A dos años de la desaparición del jockey y comerciante, Ulises Láinez Domínguez, las investigaciones para dar con su paradero no han avanzado.

La familia del corredor de caballos aún espera conocer el destino que tuvo después de su desaparición el pasado 20 de noviembre del 2015.

Ulises Láinez despareció la tarde de ese fatídico viernes, luego de que acudiera a la colonia Huilango en la ciudad de Córdoba donde tomaba clases de canto, pues también se desempeñaba como intérprete de música grupera.

Sin llegar a su destino y al no poder comunicarse con él sus familiares, las horas sin saber de su paradero comenzaron a preocuparlos.

Luego a conocerse de que se trató de un secuestro y a pesar de que familiares pagaron el rescate, los delincuentes no se volvieron a comunicar para dar a conocer los detalles de su liberación.

El caso fue tomado por la Fiscalía General del Estado pero las investigaciones no han prosperado y tal parece que el asunto se encuentra aunque abierto, también archivado por las autoridades.

La incertidumbre persiste en los familiares luego de dos años de su desaparición, pues siguen buscando por medio de las redes sociales, mediante los colectivos de búsqueda de desaparecidos, en los albergues e incluso hospitales ya que la víctima padecía cáncer.

Por lo que a dos años de no saber nada de él, nuevamente han solicitado a los medios de comunicación el apoyo para que se difunda este caso.

José Ulises Láinez Domínguez al momento de su desaparición contaba con 51 años de edad, 1.60 metros de estatura, 63 kilogramos de peso, tez morena y vestía pantalón de mezclilla color azul, saco y sombrero color café, así como botas de color camel.

Cualquier informe puede ser proporcionado al número de celular 2731116035 por medio de llamada telefónica, mensaje de texto o la aplicación whatsapp.

Cabe mencionar que durante estos dos años las muestras de apoyo por parte de vecinos, amigos y familiares del jockey siguen.

Dentro de los grupos de peregrinaciones a la Villa de Guadalupe que cada año se realizan, se han sumado al esfuerzo por su pronta localización, incluso la parroquia de San Francisco de Asís de Chocamán ha expuesto el “Santísimo” confiando en la intervención divina.