15 junio, 2024
Deportes

Santiago Solari terminó con el caos en el América.

En los últimos tiempos, sino que además acabó con el caos que se estaba viviendo en la última etapa de Miguel Herrera al frente.

Con el Piojo, el equipo no caminaba como se deseaba, había un sinfín de lesionados, el técnico  se la pasaba expulsado y en peleas; y, quizá lo más preocupante, se hablaba del América por el caos en el que vivía.

Ahora no. Si Solari no es el único causante del cambio, tiene mucho que ver, y esta forma de trabajar la forjó en su niñez, desde que apenas pateaba la pelota, a decir de Eduardo Solari, padre del técnico de las Águilas, quien en México dirigió al Atlas, Morelia y Monterrey.

Desde pequeño, desde que corría en las canchas del club del barrio, el Renato Cesarini, allá en Rosario, se le veía algo especial a Santiago. “Era travieso, junto a su hermano Esteban… Las que me hicieron pasar, pero igual era aplicado, muy responsable. Así fue como niño, así fue como futbolista y así es como técnico, por eso no me sorprende lo que está haciendo en el América”, dice Solari padre.

Ahora no. Si Solari no es el único causante del cambio, tiene mucho que ver, y esta forma de trabajar la forjó en su niñez, desde que apenas pateaba la pelota, a decir de Eduardo Solari, padre del técnico de las Águilas, quien en México dirigió al Atlas, Morelia y Monterrey.

Desde pequeño, desde que corría en las canchas del club del barrio, el Renato Cesarini, allá en Rosario, se le veía algo especial a Santiago. “Era travieso, junto a su hermano Esteban… Las que me hicieron pasar, pero igual era aplicado, muy responsable. Así fue como niño, así fue como futbolista y así es como técnico, por eso no me sorprende lo que está haciendo en el América”, dice Solari padre.