15 abril, 2024
Internacionales

Policía de Kansas City detiene a tres personas tras tiroteo en desfile de celebración por el Super Bowl; una riña fue el origen

La policía de Kansas City interrogaba el jueves a tres personas detenidas después de un tiroteo en un desfile para celebrar la victoria del equipo de la ciudad en el Super Bowl, con la esperanza de descubrir qué provocó los disparos que terminaron con la vida de una DJ local.

Además de la mujer muerta, al menos otras 21 personas sufrieron heridas de bala el miércoles afuera de la histórica Union Station de la ciudad, dijeron las autoridades, donde miles de personas se habían reunido con los Kansas City Chiefs para celebrar el título del equipo en la NFL.

El episodio, que se produjo al final de la celebración tras un desfile, convirtió la ocasión festiva en una escena de pánico mientras multitudes de asistentes buscaban refugio ante el sonido de disparos.

La estación de radio local KKFI identificó a la víctima como Lisa López, una de su disc jockeys y presentadora del programa “Taste of Tejano”. “Este acto sin sentido se ha llevado a una hermosa persona de su familia y de esta comunidad de KC”, dijo la estación de radio en una publicación en Facebook.

Otras 15 personas sufrieron heridas graves, dijo el jefe del Departamento de Bomberos, Ross Grundyson, en una conferencia de prensa a última hora de la tarde del miércoles. Once de los heridos por los disparos o el caos resultante eran niños de tan solo 6 años, sostuvieron las autoridades.

Ninguno de los miembros del equipo de la NFL, sus entrenadores u otro personal que asistió a la celebración resultó herido, dijeron los Chiefs.

La jefa de policía Stacey Graves dijo la fuerza aún no estaba segura de sí la celebración de la victoria del Super Bowl fue objeto de ataque o si la violencia fue incidental al evento y se extendió a él.

Las autoridades pidieron a cualquiera que tuviera información sobre el tiroteo o videos que pudieran ayudar a arrojar luz sobre lo sucedido a que lo compartiera con la policía.

Graves dijo que estaba al tanto de un video que supuestamente mostraba a parte del público sometiendo a un sospechoso, y que los investigadores estaban revisando las imágenes para determinar si el individuo era una de las personas detenidas por la policía.

Paul Contreras, asistente al desfile, dijo a la estación de televisión local KETV que fue uno de los que ayudó a derribar al hombre y que lo vio con un arma.

“Todo el tiempo estuvo tratando de levantarse y huir”, dijo Paul, y agregó que la policía llegó en unos momentos.

El alcalde de Kansas City, Quinton Lucas, lamentó que las autoridades de la ciudad finalmente no pudieran prevenir tal violencia a pesar de la presencia de más de 800 agentes del orden, incluidos agentes federales, como parte de la seguridad del evento.

“Desfiles, mítines, escuelas, películas, parece que casi nada es seguro”, dijo el demócrata Quinton a periodistas, relatando que el mismo estaba entre los que corrieron a refugiarse ante el sonido de los disparos.

Fuente: Forbes