22 abril, 2024
Internacionales

Trump tira Wall Street; aplaza negociar ayuda

Washington.— Un día después de abandonar el hospital y todavía convaleciente del contagio de coronavirus, Donald Trump regresó a su estado natural de improvisación y toma de decisiones impulsivas para fulminar de forma tajante toda negociación entre la Casa Blanca y el Congreso para una segunda ronda de paquete de rescate de una economía lastrada por los efectos del Covid-19.

Con la decisión, Trump deja claras sus prioridades a tres semanas de las elecciones: antes de inyectar dinero a los bolsillos de las empresas y los estadounidenses, lo más urgente es confirmar a la nueva jueza del Supremo, Amy Coney Barrett, y certificar el viraje ideológico conservador del más alto estamento judicial de EU, con las implicaciones que puede tener en asuntos como el sistema de salud o los derechos de la mujer.

La incongruencia de la política de Trump es notoria, porque tres días antes exigía a los legisladores un esfuerzo para trabajar unidos en pro de conseguir un paquete de estímulo que el país “quiere y necesita”.

Si bien en los pasillos del Capitolio nunca hubo mucha esperanza de llegar a un acuerdo para un nuevo paquete de estímulo, cuatro tuits de Trump enterraron cualquier esperanza. En lo que se supone que es un cálculo político, el presidente de EU ordenaba frenar cualquier negociación hasta después de las elecciones, acusando a los demócratas de no negociar de “buena fe”.

Agencias