22 mayo, 2024
InternacionalesNoticias Destacadas

Comunidad LGBTQI+ sale a las calles de París

La capital francesa las movilizaciones de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, queers, intersexuales y demás grupos con orientaciones e identidad de género diversas. La nueva ley que discrimina a estas poblaciones en Hungría fue uno de los focos de atención en las marchas.

Según la European Pride Organisers Association, más de 200 marchas por los derechos de la comunidad LGBTQI+ fueron canceladas o pospuestas en 2020 debido a la pandemia. Pero este sábado 26 de junio de 2021, y tras los avances en la campaña de vacunación francesa, el orgullo en las calles fue masivo.

«¡Los derechos gay son derechos humanos!», se gritaba en algunas zonas durante el recorrido desde Pantin, en las afueras de París, hasta la Plaza de la República. La fiesta transcurrió en medio de las banderas con el arcoíris ícono de la diversidad y las pancartas alusivas a distintas reivindicaciones todavía pendientes para la comunidad.

En una de las movilizaciones, Salv, quien no quiso dar su nombre completo porque no quiere que se sepa de forma masiva que es VIH positivo, cargaba un letrero en sus manos: «40 años de espera por una vacuna». Salv dijo a la agencia AP que es optimista de que la investigación que llevó a las vacunas contra el Covid-19 impulsen el desarrollo de posibles vacunas contra el VIH.

Camille Fois, de 25 años, viajó a la capital desde la ciudad alpina de Annency para participar en su primera marcha por el orgullo LGBT. Se refirió a la nueva ley impulsada en Hungría, ampliamente rechazada dentro de la comunidad europea porque prohíbe la distribución de material en las escuelas alusivo a la diversidad de género y que ha sido señalado por los grupos de derecha como una forma de promover la homosexualidad o los cambios de género.

«Nos puede pasar a nosotros muy pronto. No es tan lejos como eso», afirmó Camille. «Ningún país del mundo, ninguna parte del mundo debería criminalizar la homosexualidad. Su representación no debería ser censurada, es absurdo», dijo a Reuters Marc Pauli, de 58 años.