22 junio, 2024
Internacionales

Ucrania y Occidente, con férrea resistencia frente a Putin que amenaza

Kiev.— En el décimo día de la invasión rusa a Ucrania, el país resistía contra el embate del Kremlin, mientras más medios y firmas de Occidente dejaban el suelo ruso, a la par que el presidente Vladimir Putin aumentaba sus amenazas.

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, instó a “pasar a la ofensiva” a su población.

En un video dirigido a la nación por la noche, Zelensky instó a los ucranianos en las ciudades tomadas por las fuerzas rusas a contraatacar. “Es un tipo especial de heroísmo: protestar cuando tu ciudad está ocupada”, dijo Zelensky. “Ucranianos en todas nuestras ciudades en las que ha entrado el enemigo, ¡pasen a la ofensiva! ¡Deberías salir a la calle! ¡Deberías pelear!”, arengó. Miles de ucranianos en ciudades controladas por las fuerzas rusas salieron a las vías. Algunos se subieron a los vehículos militares de Rusia y ondearon la bandera amarilla y azul de Ucrania.

En Kherson, de 300 mil habitantes en el sur, se informó que el ejército ruso hizo disparos de advertencia para dispersar a la multitud; sin embargo, los lugareños no se inmutaron.

Zelensky declaró que las fuerzas ucranianas controlaban ciudades clave en la parte central y sureste, mientras que los rusos intentaban bloquear y mantener cercadas Kharkiv, Mykolaiv, Chernigov y Sumy.

Zelensky hizo una “súplica desesperada” a los senadores estadounidenses para ayudar a su nación a obtener más aviones para ayudar al país a luchar contra la invasión rusa. También instó a los legisladores estadounidenses a sancionar al sector de petróleo y gas de Rusia y suspender el acceso a las tarjetas de crédito, y respaldó una idea para prohibir las importaciones de petróleo ruso a EU que ha ido ganando apoyo en el Congreso.

Más tarde, el mandatario ucraniano dijo que habló con el presidente de EU, Joe Biden. Tuiteó: “La agenda incluyó el apoyo financiero a Ucrania y la búsqueda de sanciones contra Rusia”.

En el terreno, se suponía que el alto el fuego anunciado por el Ministerio de Defensa ruso en las rutas de evacuación con las fuerzas ucranianas para Mariupol y la ciudad oriental de Volnovakha, comenzaría, pero la oficina de Zelensky dijo que los rusos no estaban respetando el alto el fuego y continuaron disparando contra Mariupol y las áreas circundantes. Rusia también incumplió el acuerdo en Volnovakha, declaró la viceprimera ministra Iryna Vereshchuk. El medio ruso RIA Novosti publicó una afirmación del Ministerio de Defensa ruso de que los disparos se produjeron desde el interior de ambas comunidades contra Rusia. Las fuerzas rusas intensificaron por la noche los bombardeos en Mariupol.

El alto el fuego propuesto por Rusia en Mariupol probablemente fue un intento de darse la oportunidad de restablecer sus fuerzas para una ofensiva renovada, dijo el gobierno británico. El premier Boris Johnson emitió un plan de seis puntos en reacción a la invasión y está instando a otros líderes a respaldarlo en un esfuerzo por garantizar que Rusia fracase.

El jefe de la región de Chernigov, al norte de Kiev, dijo que Rusia arrojó potentes bombas sobre áreas residenciales.

Mientras, las fuerzas ucranianas estaban defendiendo a Odessa, dijo el asesor presidencial ucraniano Oleksiy Arestovich.

“La condición de Estado, en peligro”

En Moscú, el presidente Putin dijo que si los líderes de Ucrania “continúan haciendo lo que están haciendo, están poniendo en duda el futuro del Estado ucraniano”. Además, declaró que las sanciones occidentales son equivalentes a una “declaración de guerra”. Incluso, afirmó que una zona de exclusión aérea, como ha pedido Zelensky, tendría “consecuencias catastróficas no sólo para Europa, sino para el mundo entero”.

Más tarde, las empresas de tarjetas de crédito Visa y Mastercard anunciaron la suspensión de sus operaciones en Rusia.

En otra muestra de rechazo, tres medios españoles: la agencia EFE, el diario El País y el grupo de radiotelevisión RTVE anunciaron la suspensión de sus actividades en Rusia, tras la adopción de una ley que prevé penas de prisión por publicar “información falsa” sobre la guerra. La Casa Blanca dijo en un comunicado que “los esfuerzos de Rusia para propagar mentiras han sido rechazados por la comunidad internacional”. La emisora ​​estatal italiana Rai y las emisoras públicas alemanas ARD y ZDF también suspendieron los informes de sus corresponsales en suelo ruso. El viernes la BBC, CNN y Bloomberg comunicaron el cese de sus actividades desde Rusia.

Mientras, el lunes se llevará a cabo una tercera ronda de conversaciones entre Ucrania y Rusia.

El secretario de Estado de EU, Antony Blinken, estuvo en Polonia para reunirse con el primer ministro Mateusz Morawiecki, y el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba.

De acuerdo con el diario The New York Times, altos funcionarios de EU viajaron a Venezuela para reunirse con el gobierno de Nicolás Maduro, en momentos en que Washington buscar aislar a Rusia de sus aliados al intensificarse el conflicto con Ucrania.

En Moscú, el primer ministro israelí, Naftali Bennett, se reunió con Putin. Bennett se ha ofrecido como intermediario en la guerra, una que si se intensifica más tendría un impacto económico global “devastador”, alertó el Fondo Monetario Internacional.

Fuente: El Universal.