21 febrero, 2024
CórdobaNoticias Destacadas

“Sigo trabajando porque no quiero ser una carga para mi familia”

En un recorrido realizado por las calles principales de Córdoba, nos encontramos con la historia de vida de don Argimiro Miranda Torres, quien a sus 79 años de edad se dedica a vender dulces de 5 y 10 pesos en el primer cuadro de la ciudad, ya que para el es una forma de apoyar a su familia y no sentirse una carga para esta misma.

“Yo vivo con mi familia, mi sobrina es la que me atiende, pero yo no quiero ser una carga para mi familia, por eso salgo a vender, voy recorriendo las calles poco a poco hasta que me canso y vuelvo a casa, a veces vendo, a veces no, pero sigo luchando”.

Con una ganancia de 50 pesos diarios subsiste diariamente

Y es que, de acuerdo a lo comentado por el entrevistado, la ganancia que percibe diariamente es de 50 pesos, ya que invierte en palanquetas, chicles, mazapanes y paletas, muchas veces solo vende 10 productos al día.

“A veces invierto 200 pesos en mis dulces, a veces he llegado a ganar 150 pesos en un día a veces solo 50 pesos que es casi todos los días, pero yo sigo porque trabajar es lo que Dios dicta en las escrituras, que todos los que trabajamos hasta el final podremos estar bien”.

Finalmente, comentó que a pesar de las inclemencias del tiempo, el seguirá trabajando para cumplir un propósito en esta vida, al cual él llama “ser un hijo de Dios”.