22 junio, 2024
Noticias Destacadas

Exigen en marcha del orgullo LGBT+ en el Reclusorio Oriente en la CDMX capacitar al personal en derechos de la comunidad

EFE.– La comunidad LGTB+ iluminó el camino de la igualdad y el respeto para visibilizar y exigir mejores condiciones de vida y trato en el Centro Preventivo Varonil de Oriente de la Ciudad de México.

En colaboración con diversas ONG, Reinserta organizó este viernes en las instalaciones penitenciarias una marcha en defensa del orgullo LGBT+, con el objetivo de exigir a las autoridades que se capacite y sensibilice al personal en relación a los derechos de esta comunidad. 

En México, aproximadamente nueve mil personas privadas de libertad se identifican como parte de la comunidad LGBT+, lo que representa cerca del 4% del total de la población carcelaria, según la Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad (ENPOL, 2021).

Dulce Fuentes Real, directora de incidencia de la ONG Reinserta, dijo a EFE que el progreso de los derechos lleva tiempo, pero eventos como este son importantes para aumentar la visibilidad y sumarse al camino que ya se ha recorrido. 

“Todavía hay un largo camino por recorrer en la comunidad LGBT+ y con esto queremos seguir avanzando”, puntualizó.

Fuentes explicó que para los presos este tipo de convivencia es muchísimo más significativa que para cualquier otra persona. “Este evento los saca de la realidad que ellos viven”, añadió. 

Cientos de reclusos se congregaron este viernes para participar en diversas actividades recreativas, como talleres sobre relaciones sexuales. En tanto, organizaciones como Prudence o Círculo Adverso se unieron para concienciar sobre la importancia de tomar medidas de seguridad durante las relaciones sexuales, a fin de prevenir enfermedades. 

Los reclusos disfrutaron de un espacio de diversión y risas, acompañados de música interpretada por ellos mismos como telón de fondo. 

En representación de la comunidad, Alberto Cabida afirmó que todos poseen una identidad única, aunque se encuentren marcados por el uniforme beige. “Estoy dentro de un infierno que me sigue pareciendo un paraíso”, expresó.

Cabida afirmó que este viernes es un día histórico para la comunidad

“Ahora hay más libertad. Antes no podías ver a dos hombres juntos”, expresó Uciel Águila Ruiz, reclusoque lleva dos años en prisión

Gerardo Lobato, encargado de conmemorar el evento, destacó la importancia de una sociedad más justa e inclusiva y recordó que, aunque este evento reúna a la comunidad LGTB+, todavía queda mucho camino.

“Reiteramos el compromiso del sistema penitenciario con la igualdad, la diversidad y la inclusión reconociendo y valorando la importancia de cada individuo sin menospreciar su identidad sexual o de género, extensión personal, raza y condición social que nos hacen diversos”, declaró.

Según estadísticas alarmantes, tres de cada 10 mujeres transexuales privadas de libertad han reportado haber sufrido agresiones físicas o verbales, así como detenciones arbitrarias por parte de agentes de seguridad. 

Maya Guerrero, una reclusa trans, afirmó que hace varios años no tenían ninguna de estas mejoras y que a medida que ha pasado el tiempo, han logrado obtener más derechos y un mejor cuidado en su situación. 

“Soy una chica transexual de lo cual hoy me siento muy orgullosa de mí misma, de todas mis compañeras que nos encontramos recluidas aquí”, destacó felizmente.

Dayana Flores, una presa transexual, afirmó que durante los cuatro años que ha estado aquí, nunca antes había presenciado una visibilidad tan significativa como la que se está logrando ahora. 

“Ni una más, ni una asesinada más”, “no están solas”, “libertad, justicia y dignidad” resonaron entre los presos, quienes entonaron estos y otros cánticos para exigir a las autoridades penitenciarias un trato igualitario y respetuoso en su camino hacia el auditorio donde culminó el evento.

Fuente: Latinus