14 junio, 2024
Noticias Destacadas

Hallan grietas y filtraciones en todas las estaciones del Cablebús en una revisión tras sismo en 2022

El Instituto para la Seguridad de las Construcciones de la Ciudad de México (ISC) halló grietas debajo de todas las estaciones de las dos líneas del Cablebús y filtraciones de agua en el sistema electromecánico durante una revisión tras el sismo del 19 de septiembre de 2022

De acuerdo con una inspección realizada en diciembre pasado, las grietas en el subsuelo “generan dudas”, por lo que el ISC aconsejó al Servicio de Transportes Eléctricos (STE) hacer una evaluación más detallada a las 13 estaciones que componen las dos líneas de Cablebús, construidas entre 2019 y 2021 por la administración de Claudia Sheinbaum

La inspección realizada por el Instituto para la Seguridad de las Construcciones a las dos líneas de Cablebús se llevó a cabo después del sismo de 19 de septiembre de 2022, de magnitud de 7.7, que tuvo su epicentro en Michoacán

En las cédulas de inspección postsísmica, el ISC señaló que las filtraciones de agua y las grietas no presentan un alto riesgo, sin embargo, el arquitecto que hizo la evaluación entre el 25 y 26 de diciembre del año pasado sugirió la intervención del Sistema de Aguas de la Ciudad de México. 

En todas las estaciones, el arquitecto comisionado por el Instituto para la Seguridad de las Construcciones encontró lo mismo. Aunque hubo estaciones donde observó más problemas.

Por ejemplo, en la estación Santa Marta, de la Línea 2 del Cablebús, el funcionario del ISC señaló que las filtraciones de agua en la estructura metálica en las escaleras son más notorias que en otras estaciones y registró que el acero se expone entre la estación y el pasillo que conecta la estación con un Centro de Transferencia Modal (Cetram). 

También en la Línea 2 del Cablebús, el arquitecto del instituto expuso que hay bajadas de agua que inundan el tránsito entre el pasillo del Metro Constitución de 1917 y la estación con el mismo nombre. 

En la estación Quetzalcóatl, de la Línea 2, además de las grietas en el subsuelo y las filtraciones de agua en el sistema electromecánico, encontró una plaga de fauna nociva, aunque no detalló la especie.

Apenas a finales de julio y principios de agosto de este año, el Servicio de Transportes Eléctricos llevó a cabo la revisión anual de las dos líneas de Cablebús, en la que el gobierno de la Ciudad de México invirtió 30 millones de pesos.

Fuente: Latinus