16 junio, 2024
Noticias Destacadas

CDMX y Edomex restringirán el suministro de agua hasta mayo de 2024 por la sequía

Las autoridades mexicanas impusieron en la medianoche del viernes restricciones severas al suministro de agua en la Ciudad de México y el Estado de México, que se prolongarán durante meses, justo a un mes de que se aplicasen los primeros cortes debido a la sequía que azota a los embalses de la capital mexicana.

La Comisión Nacional de Agua de México (Conagua) y el gobierno de la ciudad anunciaron la decisión en una conferencia de prensa, pero, las autoridades no reportaron las medidas en redes sociales hasta apenas cuatro horas antes de su entrada en vigor.

Las medidas afectarán a 12 alcaldías de la capital y 16 municipios mexiquenses ubicados en la Zona Metropolitana del Valle de México. Las únicas alcaldías que no se verán afectadas son Xochimilco, Milpa Alta, Tláhuac y Gustavo A. Madero.

Una inusual escasez de lluvias han dejado en mínimos históricos el nivel del sistema de Cutzamala, una red de tres represas que abastece a más de 20 millones de residentes en el Valle de México. El sistema tiene un 44% menos de agua de lo habitual en esta época del año.

Las autoridades empezaron a restringir el agua de Cutzamala en alrededor de un 8% el 17 de octubre. Las restricciones del viernes son mucho más drásticas, ya que representan otro 25% del caudal total. Doce colonias, en su mayoría en la parte oeste de la ciudad, pueden experimentar una presión del agua menor hasta que se levanten las medidas, según funcionarios.

No se ha especificado hasta cuándo se mantendrán las restricciones, pero las autoridades indicaron que estarán vigentes “los próximos meses”. La temporada de lluvias, que a su nivel habitual repone las reservas de la ciudad, no comenzará hasta el próximo mayo, agregaron.

La Ciudad de México no había anunciado nunca medidas tan estrictas ni prolongadas sobre el suministro de agua a causa de la sequía. Los residentes han sufrido cortes peores en el pasado, pero sólo debido a huelgas o reparaciones que se solucionaron en cuestión de días.

El fenómeno de El Niño y las olas de calor han provocado el reciente descenso en las precipitaciones, apuntaron las autoridades, que añadieron que las condiciones de sequía se han intensificado en los últimos cuatro años, reduciendo gradualmente las reservas.

Los estudios han mostrado que el cambio climático crea unos patrones más intensos de El Niño que causan periodos con menos lluvias.

En todo México ha llovido un 25% menos de lo previsto este año, frente a los promedios de las tres últimas décadas. Más de tres cuartas partes del país sufren sequía, según Conagua, una situación que se repite en el 93% del Valle de México.

Fuente: Latinus