15 junio, 2024
Nacionales

Exigen justicia para alumno asesinado por Guardia Nacional

Irapuato, Gto.— Estudiantes de la Universidad de Guanajuato (UG) realizaron una manifestación silenciosa para exigir justicia por el asesinato de su compañero Ángel Yael y para la alumna Alejandra, herida por agentes de la Guardia Nacional que los tirotearon la tarde del miércoles pasado en la comunidad de El Copal, en Irapuato.

Los universitarios se concentraron ayer por la mañana en la Unidad de Ciencias de la Vida de la UG, y junto a las letras emblemáticas de la institución colocaron decenas de veladoras encendidas; encabezaron un minuto de silencio y se convocaron a cuidarse entre sí. “En memoria del ingeniero Ángel”, escribieron en arreglos florales.

Expresaron tristeza, dolor e indignación por la acción de los elementos federales, que “mataron” a Ángel Yael Ignacio Rangel, de 19 años, estudiante becado de la licenciatura de Agronomía y que hirieron de gravedad a su compañera Edith Alejandra, de cuarto semestre, para la que pidieron oraciones por su salud.

“Agradecemos su apoyo ante esta injusticia que acaba de pasar, les agradecemos su apoyo, sus palabras y abrazos, el grupo está muy consternado, estamos dolidos, si llegaron a conocerlo, era un chavo increíble, muy alegre”, dijo una joven con voz quebrada.

Dos alumnos mencionaron que ayer un grupo de 12 estudiantes de cuarto semestre de la licenciatura de Agronomía fueron perseguidos sin justificación por los oficiales de seguridad federal cuando salían de una convivencia en una camioneta.

Comentaron que en la unidad iban cuatro estudiantes a bordo al momento de la agresión de la Guardia Nacional.

“Él no estaba en el momento ni lugar equivocado”, expresaron en la manifestación. Estudiantes de otros campus de esa casa de estudios replicaron la exigencia de justicia: “Ni una abeja menos, justicia para Ángel”.

Los alumnos rindieron un minuto de silencio, aplausos y porras para su compañero.

Suspenden clases en la UG Copal

El rector de la Universidad de Guanajuato, Luis Felipe Guerrero Agripino, se unió a la exigencia de justicia porque lo que sucedió ayer, que fue “un acto homicida” y afecta a toda la comunidad universitaria y a la sociedad.

Destacó que es un acto extremo, nefasto, deplorable; estamos aquí primeramente como dijo la compañera, para rendir homenaje… a Ángel y expresarle toda nuestra solidaridad a su familia, y también a Alejandra.

El rector dijo que se pedirá que la queja por la agresión a los universitarios se eleve a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, y que la carpeta de investigación por el homcidio y lesiones contra los alumnos se trabaje en esta entidad.

“No permitiremos que comparezca ningún estudiante nuestro en una instancia jurídica, si no es con el acompañamiento de la Universidad de Guanajuato”, dijo.

El rector informó que las clases en el Campus Copal están suspendidas y continuarán cuando la comunidad universitaria lo decida y se tengan las condiciones de seguridad propicias.

“Esta sede [campus de la UG] es un espacio donde nuestra comunidad estudiantil merece estar aquí, ocupada para estudiar, para llevar una vida universitaria, no para estarse cuidando de que no la maten“, subrayó.

Guerrero Agripino exigió mejores condiciones de seguridad para estudiantes y docentes, y que las corporaciones se coordinen, que se revise el modelo, porque lo que pasó en Irapuato ocurre en todo el país.

Fuente: El Universal