25 mayo, 2024
Nacionales

Homicidio y robo, principales delitos de menores presos

Homicidio, portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, robo, daños contra la salud y violación son los principales delitos cometidos por los mil 277 adolescentes y jóvenes que cumplen una sanción en uno de los 45 Centros de Internamiento del país, destaca la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en el Informe especial sobre las condiciones que viven las personas adolescentes y jóvenes en conflicto con la ley penal en los centros de internamiento.

Según el documento de la CNDH, 327 adolescentes y jóvenes se hallan en uno de esos espacios por homicidio, 209 por portación de arma de fuego de uso exclusivo militar, 208 por robo, 189 por daños contra la salud y 145 por violación.

Revela que 70.95% de las personas encuestadas para la elaboración del informe señalaron haber consumido alguna sustancia o droga antes de su ingreso al Centro de Internamiento.

El reporte destaca que las entidades con mayor número de adolescentes y jóvenes infractores son Sonora, con 16.8%; Estado de México, 12.2%; Zacatecas, 9.2%; Chihuahua, 7.4%, y Morelos, 7.3%. En cuanto a la escolaridad de la población adolescente antes de ingresar a los centros, 52.36% refirieron estudiar secundaria, 23.39%, la primaria; 20.05%, preparatoria o bachillerato, en tanto que 2.91% dijeron no tener estudios.

Indica que de los adolescentes y jóvenes en internamiento 21% aún no reciben alguna medida de sanción.

“Hago saber que tengo ocho meses y aún me faltan tres meses de sanción sin poder saber si en realidad participé en el conflicto”, menciona un adolescente que fue consultado por la Comisión Nacional.

En otro testimonio, una adolescente señala: “El oficial nos hace preguntas raras, como si somos vírgenes. La oficial me empuja y me siento incómoda (…) la oficial me dice loca. Hay preferencias con una compañera”.

Resalta que en México, el narcotráfico se ha extendido cada vez más sobre personas adolescentes e incluso niños.

“Estos niños y adolescentes, quienes son reclutados por la delincuencia organizada, por distintas causas, entre ellas la desintegración familiar, la vio lencia y la marginación social y económica, son capacitados para participar en todo tipo de actividades criminales, como secuestro, narcotráfico, extorsión y homicidio”, indica.

En su intervención en la presentación del informe, la titular de la CNDH, Rosario Piedra Ibarra, enfatizó que en México el narcotráfico se ha extendido cada vez más sobre personas adolescentes e incluso niños.

“Es innegable que han desarrollado una tolerancia a la violencia como un mecanismo de resiliencia por su constante exposición directa e indirecta que ha repercutido en su desarrollo y en la garantía de sus derechos, y precisamente por eso reclaman la mayor atención, lo querepresenta un reto para las instituciones corresponsables de garantizar su sano y libre desarrollo, y hacer frente a sus requerimientos y necesidades, pero sobre todo al goce y ejercicio pleno de sus derechos humanos”, dijo la ombudsperson.

El Informe especial sobre las condiciones que viven las personas adolescentes y jóvenes en conflicto con la ley penal en los centros de internamiento señala que el Observatorio Nacional Ciudadano y la Red de los Derechos de la Infancia estimaron que de 145 mil a 250 mil menores están en peligro de ser reclutados por grupos criminales.

Señala que las organizaciones que se dedican al tráfico de drogas utilizan y explotan a los niños para sus actividades, ya sea en acciones de vigilancia, para el traslado y la venta de la droga, así como para la realización de actividades violentas relacionadas con el mantenimiento de los intereses de los grupos de narcotraficantes.

Fuente: El Universal