19 mayo, 2024
Política Veracruz

“Ayudaré a construir a la oposición”

Han pasado 189 días desde que José Manuel del Río Virgen fue liberado tras haber sido encarcelado por el gobierno de Veracruz, acusado del homicidio de René Tovar, candidato a edil del municipio de Cazones. Tras los hechos, se dice convencido de querer construir la oposición en el estado, y aunque no está cerrado a ser candidato a la gubernatura, señala que se puede trabajar desde varios frentes.

El secretario técnico de la Junta de Coordinación Política del Senado sostiene en entrevista con EL UNIVERSAL que hay una persecución en su contra por la administración actual, que encabeza Cuitláhuac García. Sin embargo, su prioridad ahora, subraya, también es su familia.

A un año de su aprehensión, que califica como secuestro, enlista las violaciones a derechos humanos, al debido proceso y las condiciones en las que vivió ais- lado en una celda durante más de seis meses.

Fueron más de 170 días encarcelado en Veracruz ¿Cómo fue pasar por esa situación?

—Yo pasé 179 días en una cárcel vieja, olvidada; en una cárcel que resiste una visita seria, porque allí todos los días se violan los derechos humanos. El penal tomó la decisión de llevarme a una celda sólo de 2.50 de largo por 1.50 de ancho, en donde tenía yo un inodoro, de los viejos, con solamente un poco de cemento alrededor y no había más; y una parrillita para calentar las cosas; por cierto, la parrilla en los 179 días que estuve nunca sirvió.

Para aguantar el día fui construyendo una rutina: en la mañana pasaban lista; rezaba, luego comía algo como desayuno, leía; a las 2 de la tarde volvía comer algo y luego me ponía a escribir. Así, para el cuarto para las 7 que tenía que estar en mi celda, volvía a rezar y me ponía a hacer ejercicio hora y media.

¿En el tiempo encarcelado hubo violaciones a derechos humanos, al debido proceso?

Se violan muchas cosas. La CNDH tomó la decisión de mandar 11 recomendaciones al gobierno de Veracruz por la forma tan violenta como me detuvieron. A mi abogado le llegaron fotografías de cómo estaban ellos [ministeriales] con armas largas, cómo mi coche casi se va al barranco, doy el volantazo. Esas fotos sirvieron de base para que yo, cuando presento la queja en la CNDH, pudiera entregarlas como una prueba de que a mí me atraparon así.

¿Cómo se ha sentido con el recibimiento en el Senado?

—Fue algo verdaderamente impactante llegar al Senado y encontrar que estaba citada la Junta de Coordinación Política, que me hicieron favor de recibir todos los partidos y que me hicieron favor de recibir con una calidez que nunca voy a olvidar en mi vida. Luego salí al patio y me encontré una lona de 30 metros que decía: “Bienvenido, tú, uno de los nuestros” de los trabajadores de base del Sindicato de Trabajadores del Senado de la República. Luego fui a Movimiento Ciudadano y me hicieron un reconocimiento porque mi encarcelamiento deriva de un evento de carácter político.

¿Hay alguna aspiración política en el horizonte o lo ve imposible con la persecución en su contra?

—Creo que, con toda honestidad, la política es lo que me ha apasionado en los últimos 22 años. Uno de los proyectos que buscaban descarrilar [en el gobierno de Veracruz] era el del senador Dante Delgado y Movimiento Ciudadano; el otro, es obvio que el del senador Ricardo Monreal Ávila, porque trabajo con él muy cercano. Lo que me anima ahora es pensar en un futuro en el que pueda servirle a México, a mi estado, a mi Escuela Superior de Economía del IPN, que le pueda servir a la sociedad.

¿Una forma de contribuir a Veracruz sería participando en las elecciones de 2024?

—Me veo en el escenario de que voy a ayudar a construir a la oposición en el estado de Veracruz; en el escenario de que se puede ayudar no siempre siendo el candidato y yo he sido candidato varias veces, he ganado unas, he perdido otras. Me veo con la oposición ayudándole a construir un modelo que le sirva a Veracruz ¿Me veo enfrentándome contra los que están en el poder ahorita? No soy así, me gusta más entrar al debate y que sean las ideas y la fuerza de las palabras las que den una mejor posibilidad a la sociedad para vivir mejor.

Veracruz requiere cambios

¿Veracruz tiene problemas?

—Sí, como todo el mundo lo dice ¿Pueden acabar contra las lacras que tienen tanto en el gobierno como en la sociedad? No pueden: más robos a casa-habitación, más feminicidios, asesinatos de periodistas, asaltos a autotransporte. Hay muchas cosas que se tienen que cambiar, porque se requieren nuevos modelos que permitan construir un sistema para atrapar “al que la hace, la paga”.

¿Está cerrado a contribuir como candidato?

—No me cierro porque, aunque en las últimas dos elecciones no he sido candidato, no lo he sido porque me ha costado construir desde abajo, para que los jóvenes puedan acceder a las diferentes posiciones y me gusta buscar perfiles idóneos que puedan estar en los cargos para la competencia política o algún cargo político. Si alguien me invita, lo voy a calcular, lo platicaré con mi familia y si hay condiciones, voy a serlo.

Fuente: El Universal